Sabtu, 04 Februari 2006

Daños colaterales

Cuando te suspenden tu dominio es cuando te das cuenta de repente de cuantas cosas dependen de ese nombre de dominio. Mi padre, mi hermano y dos amigos tenían cuentas de email con la extensión deusto.com. Cuando el dominio se suspendió, dejaron de recibir emails (obviamente). Y cuando me dí cuenta de lo que pasaba, varias horas después de la suspensión (reseteé el servidor, a ver porqué se había caído), me dediqué a llamarles uno a uno y a explicarles lo que había pasado. También les envié unas invitaciones para cuentas de Gmail ......

Lo peor de todo fue explicárselo a mi padre ...... :) .... está retirado, y lo primero que preguntó fue: - ¿pero qué cojones has hecho ? - . Ahora que entiende lo que he hecho (nada malo), está cien por cien de mi parte. Y con un cabreo enorme por lo de email ......

El contenido del sitio está intacto, obviamente. Pero puesto que estoy moviendo las visitas a Literatura Digital, estaba pensando si debería colocar algo nuevo en el sitio cuando lo recupero (si lo recupero).

Este es el tipo de ideas con las que uno se levanta un sábado a la mañana. Esto me pasa por escribir antes de tomarme el café ...

Tidak ada komentar:

Poskan Komentar